Cuando el mejor candidato no es el más adecuado

cuando- el-mejor-candidato-no-es-el-mas-adecuado_rrhh

Nuestros colegas de Talentia Human Resources argumentan que a veces el mejor candidato, o el candidato/a perfecto/a es solo un espejismo y nos dan algunos consejos para que logremos conocer mejor a la verdadera persona tras esa fachada ‘ideal’:

Existen ocasiones en las empresas en que la selección de candidatos es equivocada, existen candidatos que han sido descartados en algunas empresas y con el tiempo llegan a ser brillantes empleados en una organización distinta, lo que hace meditar sobre si es correcto nuestro proceso de selección.

Se tiende a pensar que el mejor candidato será un muy buen empleado, y se integrará casi de forma natural al trabajo y a su equipo, por ende, su desempeño será el máximo esperado. Sin embargo, no tiene que existir necesariamente esta correlación entre el mejor candidato y el mejor empleado, muchas veces el empleado a pesar de haber desarrollado una muy buena entrevista, a la hora de ejercer su trabajo queda muy por debajo de lo esperado.

Afortunadamente las redes sociales nos han abierto una magnífica puerta para poder ver aspectos que, en ocasiones, resulta complicado poder comprobar en un proceso de selección.

Así, las redes sociales se están convirtiendo en un elemento imprescindible que facilita y permite al reclutador poder evaluar ciertos aspectos muy significativos de los candidatos.

1. Es tal la cantidad de información que existe hoy en día sobre cómo realizar una entrevista de trabajo, sobre cómo contestar determinadas preguntas incómodas o incluso sobre lo que buscan las empresas, que es habitual encontrarnos con candidatos aparentemente «perfectos» en los procesos de selección.

Y es justamente aquí donde las redes sociales pueden ayudar al reclutador a hacerse una idea más aproximada del verdadero perfil de los candidatos. Sólo basta con seguir el rastro digital de éstos en la red para poder tener una aproximación sobre sus valores, sus conocimientos profesionales, sus opiniones….. en definitiva, información que de otra manera resulta muy difícil poder extraer en un proceso de selección.

2. Las redes sociales nos permiten poder ver lo que en realidad hacemos y no lo que decimos que somos y que reflejamos en un currículum. A diferencia del CV tradicional, que es un documento estático, las redes sociales son como un una especie de CV interactivo  que se actualiza en tiempo real cada vez que los candidatos suben contenido a la red o interactúan.

3. Gracias a las redes podemos conocer la marca personal de los candidatos; es decir qué diferencia un candidato respecto de otro, cuál es su aportación de valor y por qué esa persona puede ser el candidato que mejor encaje en la vacante. No estamos hablando del mejor candidato sino de buscar al mejor empleado, a aquél que se diferencia del resto y que ha decidido comunicarlo.

 

Auspiciado por Talenteca, aplicación web que #ReclutaMejor, si necesitas contratar colaboradores, suscríbete gratis.

Descarga nuestro E-book sobre Reclutamiento 2.0 GRATIS: Introducción al Reclutamiento-2-0
Encuentra el artículo original en: etrania.com
Crédito de la imagen: talenteca.com
Link para compartir:

Deja un comentario